domingo, 9 de agosto de 2015

DUELOS, llegar a la ACEPTACION

 Decir DUELO en este tiempo es alusivo a la muerte. Tal o cual
persona está haciendo un duelo, o están de duelo. Duelo es
una palabra que nos remite al LUTO, a vestirse de negro a la
pérdida de un familiar o amigo y a los ritos de su muerte.

Pero el DUELO no siempre se refiere a la "muerte física"
hay otras muertes más sutiles o significativas tan o más
difíciles que hay que saber sobrellevar.


En este sentido Elizabeth Kübler Ross fue una de las personas
que más valiosos aportes hizo desde lo profesional y humano
sobre los DUELOS. Ellos podían tomar distintas formas pero
siempre suponían para la persona una pérdida significativa.

Se puede perder la salud, el empleo, la pareja, la libertad
la autonomía o la posibilidad de ser madre. 

Así el DUELO sería una respuesta normal y saludable
ante cualquier pérdida, cargada de emociones.
Si ante una pérdida una persona no experimenta emoción
alguna, realmente estaríamos en problemas serios, lo
"esperable" es que haya una respuesta emotiva pero
dentro de ciertos parámetros, aunque cada Duelo
tiene una connotación muy personal y es único.

ETAPAS DEL DUELO


1 NEGACION

Por ejemplo, frente a un diagnóstico de pronóstico incierto
o irreversible, pueden haber expresiones como estas

- NO, SEGURAMENTE HAY UN ERROR-
- YO ESTOY BIEN, no tengo nada- 
- Se equivocó de persona - etc.

2  IRA

Confirmado el diagnóstico viene la Ira, la mayor resistencia

- NO ES POSIBLE- NO HICIMOS NADA PARA MERECER ESTO
ES INJUSTO, ¿ PORQUE A MI ?

La tristeza y la ira se confunden y se proyectan muchas
veces hacia los miembros sanos de la familia o hacia los
cuidadores en forma de envidia o resentir porque no 
están enfermos. Puede haber agresiones verbales y una
gran dificultad para que fluyan bien las relaciones.


3  NEGOCIACION

Una vez aceptado el diagnóstico y aplacada la ira, la 
persona intentará negociar con Dios una tregua que le 
permita ver crecer a sus hijos o concretar un proyecto, dando 
cambio asistir a Misas, sacrificios, donaciones o lo que sea que 
dilate el tiempo necesario para dejar las cosas en orden.

4  DEPRESION

Es el DUELO propiamente dicho en los que la persona sabe que
el final se acerca. Se pregunta sobre el sentido del sufrimiento
sobre lo que ha hecho mal y bien y necesita procesar ese duelo.
Posiblemente llore o quiera permanecer solo o en cama.
Acá se ponen en juego las creencias y la vida espiritual que
cada uno ha podido forjar. Si es escasa el sufrimiento será
más grande y la muerte generará más temor, pero puede
haber una apertura de conciencia o un apoyo necesario que
ayude a transitar este tramo tan difícil. No hay resistencia
Es un tiempo necesario para llegar a la última fase

5  ACEPTACION 

La persona probablemente como poco o nada, esté callada
y piense en este tránsito inevitable. Dejó de resistirse y lo
ideal es que su familia lo acompañe, es muy importante dar
ese permiso para evitar el sufrimiento y la culpa de irse.

En el mejor de los casos si la persona ha desarrollado su
espiritualidad o tiene firmes sus creencias se irá en Paz. 


 FINALMENTE......

No hay formas correctas de hacer un duelo, cada uno lo 
hará como pueda, pero tendrá que hacerlo como parte de la
vida. Dejar ir a alguien querido supone un gran ACTO DE AMOR

En el que muchas veces las lágrimas se esconden para darle
a ese ser querido esos últimos momentos de Paz, de cariño y
de comprensión tan necesarios. La persona que se libera de su
cuerpo físico necesita de ese PERMISO, para poder irse en PAZ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario