domingo, 2 de octubre de 2016

RITOS PERDIDOS

Resulta paradójico que hoy como nunca la comunicación humana no 
tiene límites ni de espacio ni de tiempo. En cualquier hora de un 
día cualquiera puede comunicarme con alguien de una geografía
distinta y le puedo hacer llegar un escrito, fotos, videos o cualquier
otro tipo de comunicación como si se tratara de una magia.

La información periodística o personal puede dar varias vueltas
al mundo en un día y hacerse "Viral". Decimos que esto o aquello
se viralizó cuando se difundió a partir de las redes, por ej.

Pero.....¿ y ? Por un lado agradezco y mucho porque me he 
enriquecido en conocimientos diversos y hoy en 85 países se
lee este blog, por ej.. Por otro lado........me pregunto sobre la 
calidad o la intencionalidad de la información que circula y
ese es otro tanto.


¿ Será que la facilidad con la que fluye la información
hace que se banalice todo o parte de lo que se expresa ?

Los que conocimos la ansiosa espera de una carta suspiramos
a veces por esa otra magia de ritos perdidos.

En un tiempo escribir una carta era algo trascendente.

Se cuidaba tanto la caligrafía como la ortografía, se cuidaba
el contenido y se sabía que esta carta llevaría noticias
importantes acerca de hechos de nuestra vida, o sobre
romances secretos, de hecho que había un mueble
llamado Secreter que estaba destinado a ese fin.
Al de enviar poder escribir con esmero una carta.


A veces hasta el papel también llevaba un membrete
o un perfume con algunas flores secas o cabellos,
o cintas como prendas de amor o como señal de promesa.

La tinta se secaba y se ensobraba el papel, se elegía
cuidadosamente las estampillas y se esperaba con ansias
o con pesar la respuesta. Era un intercambio diferente.

Hoy el teclado reemplazó a la lectoescritura que muchos
chicos deben re aprender o practicar a fin de no olvidarla.

Claro que aún existen los correos, pero a veces
siento que no son los mismos portavoces de antaño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario