martes, 11 de octubre de 2016

GEMAS EN CASA I

Es algo conocido el uso de cristales tanto para transmutar como 
para elevar la energía de nuestros cuerpos y del espacio que habitamos, 
en este sentido voy a enumerar algunas gemas aconsejadas 
tanto en casa como en nuestro lugar de trabajo.

AMATISTAS en el dormitorio


Si estamos con alguna dolencia que nos afecta
tanto clínica como emocionalmente, ninguna gema
mejor que la amatista.
Ella nos dará la serenidad necesaria para recuperarnos
y para no caer en estados de desasosiego.
La amatista también ayuda a superar los estados 
de insomnio y depresión y adicciones.
No olvidemos que las conductas adictivas pueden
ser hacia sustancias o hacia personas y situaciones
tóxicas que nos hacen mal pero de la cual no 
podemos liberarnos.

TURMALINAS en la entrada

Si recibimos la visita de alguna persona envidiosa
ya sea explícitamente o en forma reservada, ninguna
gema mejor que la TURMALINA Negra, para conjurar
la energía negativa que deja o que proyecta.
Es importante diferenciar el ataque psíquico intencional
o no, aunque ambas liberan energía negativa que se
puede verificar con los estados de nerviosismo de los
chicos, enfermedades de mascotas o muerte de plantas.


LAPIZLAZULI en la mesa

O en cualquier lugar de comunicación ella
facilitará el diálogo y el buen entendimiento y animará
a los tímidos a decir aquello que necesitan expresar
para romper el silencio o las ataduras emocionales.
El lapizlázuli actuará sobre el chakra de la garganta
haciendo que la comunicación fluya con calma y
serenidad, también reforzará el poder de la palabra.


Estas 3 gemas periódicamente (según la carga)
podrán exponerse al sol para que se llenen de
esa divina energía fotónica y expandan su poder.


No hay comentarios:

Publicar un comentario