domingo, 2 de octubre de 2016

PRACTICAS PROHIBIDAS

Agueros de aves y de estornudos y de palabras que llaman proverbios y de suertes y de
hechizos y miran en agua o en cristal o en espada o en espejo o en otra cosa que reluzca
que hacen hechizos de metal y de otra cosa cualquiera de adivinanza mediante cabeza de hombre muerto o de bestia o de palma de niño o de mujer virgen o de encantamiento o de cercos o de desligamiento de casados o cortan la rosa del monte  y otras cosas de estas semejantes, por haber salud y por haber las cosas temporales que codician.  


Con estas vehementes palabras Juan II del reino de Castilla 
(1405-1454) condenó este tipo de prácticas y a cualquiera 
que tenga como fin la de predecir echar suertes o generar 
acciones sobre objetos, animales o personas.
Este rey nacido apenas unas décadas despues de la 
enorme mortandad de un tercio de Europa bajo el flagelo de la 
peste fue idealizado como una especie de luchador contra lo que 
se consideraba brujería.

De más está decir que en esos tiempos la muerte era más
común aún entre gente sana y niños de manera que varias
familias podían tener más miembros muertos que vivos.
A este estado de cosas sumemos ignorancia, pobreza y
que el acervo de conocimientos estaba en manos de la
Iglesia y la realeza entonces tenemos el combo fatídico
de la desesperación.

Todo era objeto de predicciones o de conjuro para evitar
la muerte o la enfermedad. El vuelo de las aves migratorias
sería objeto de interpretación de los agoreros, un estornudo
evocaría recuerdos cercanos de la temida peste.

El portal dimensional que aún hoy abren los espejos antes
se vislumbraba en superficies espejadas como el metal o
en espejos de agua o cristales.

Pero la práctica de la nigromancia es otra cuestión en la que
hay que marcar una diferencia. Nigro de niger alude a negro
al color y a la magia. Necro si se refiere al mundo de los 
muertos o a la práctica de muchos sanadores que abrían
los cadáveres con el fin de conocer cómo éramos por
dentro. Así se supo por ejemplo que la conocida
"Enfermedad del costado" cuyos síntomas presagiaban una
muerte segura no era más que una peritonitis, pero se 
desconocía en este tiempo el origen de este y otros males.

Demonizados así muchos de estos sanadores cayeron bajo
las llamas de la incipiente inquisición española o de otro
tipo de justicia también implacable.

En las palmas de niños o vírgenes el texto habla de los
orígenes remotos de la quirología o quiromancia que
es la lectura de las líneas de la mano.

Desligamiento de casados hace alusión a lo que hoy
conocemos como amarres o desamarres.

Pero hay una curiosa alusión a las cabezas de hombre
muerto o bestias que puede referirse a algunos mitos no menos
interesantes de las cabezas parlantes.

Por último curar con hierbas o utilizarlas como
elemento de pociones y brebajes ha sido y sigue siendo
hasta hoy una práctica muy difundida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario