martes, 27 de octubre de 2015

NIÑOS INDIGO


Un niño o niña INDIGO, puede ser una experiencia maravillosa o una verdadera
pesadilla para padres y educadores. Ellos jamás pasarán desapercibidos,
siempre traerán un saber que aportará algo valioso a la humanidad.

Hay que aprender a escucharlos y a aceptar que son diferentes.

Muchos serán rotulados como hiperkinéticos o con trastorno de déficit atencional
porque son ansiosos y tienen una energía vital muy elevada.
Son desafiantes y tienden a romper sistemas, cuestionarán toda autoridad y
no la aceptarán a no ser que haya buenas razones, jamás aceptarán la 
disciplina basada en el temor o en la culpa, siempre querrán saber porqué.
Son auténticos, expresivos, su sinceridad suele resultar algo incómoda.
Aman profundamente a su familia, pero necesitan siempre su espacio de
intimidad, son extremadamente sensibles a toda emoción, no toleran los
lugares en donde haya mucha gente porque sienten esa carga de energía.
Si están alterados pueden interferir con aparatos eléctricos afectándolos.
No toleran las extorsiones afectivas o la manipulación, son rebeldes,
pueden ser bastante solitarios, a menudo se sienten invadidos.
.

Crecerán y resolverán sus problemas utilizando siempre el hemisferio derecho
por lo cual pueden ser zurdos o ambidiestros y muy creativos, sentirán 
la música con especial sensibilidad.



Pueden nacer en cualquier época o lugar, pero se ha notado mucha afluencia
de ellos en las décadas del 60 y 70, tienen activadas 4 o 6 hebras de ADN
Son grandes PSIQUICOS y generan situaciones que calificaríamos como
milagrosas, se encuentra lo perdido, aparece lo inesperado, hay magia.
No toleran la competencia, aunque son líderes naturales no necesitan
ejercer autoridad, tienen gran habilidad para mediar, no entienden
que lleva a la gente a pelearse, competir o acumular dinero.
Llorarán ante noticias de crueldad y violencia y no comprenderán
cómo es posible que este mundo no sea más justo y bello.

Tienen hiperactivados todos sus sentidos por lo cual pueden ver amplios 
matices de colores y formas. Son muy auditivos y sensibles al tacto.  
Es muy común que vean seres etéreos como hadas y duendes 
Es fundamental para ellos el buen olor, la ropa cómoda ya que suelen ser
alérgicos a los químicos y productos sintéticos o contaminantes.
Tienen una natural devoción por la Naturaleza y es común que siendo
muy chicos toquen árboles y plantas. Sienten mucho respeto por la vida.
Si sienten la burla o la crítica de los demás pueden reaccionar violentamente
o retraerse, volviéndose tímidos y de pocas palabras.
Son sanadores innatos, grandes maestros pero
no intervendrán a no ser que se les pida consejo. 
Necesitan su espacio de soledad y conexión con la Naturaleza, también
el contacto con el agua los tranquiliza, siempre necesitarán equilibrio.
Comen poco, parecerán abstraídos por momentos y sentirán un
rechazo natural hacia la carne, son naturalmente vegetarianos.

Esa maravillosa energía que portan los hace poderosos o vulnerables,
está en cada uno si conoce un caso así, ampliar la comprensión e
investigar un poco sobre tantísimos casos de niños Indigo. 



 En su aspecto físico, tienen muy bien desarrollada la voz, su mirada es profunda
la frente está ligeramente abultada y pueden ser algo delgados.
Habrá distintas formas de reconocerlos y habrá dos opciones o discriminarlos y
ponerles un rótulo de hiperkinesis o amarlos y aprender aquello tan 
valioso que tienen que transmitirnos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario