viernes, 16 de septiembre de 2016

Lágrimas y distensión

No todos tenemos el mismo caudal emocional, asi lo vamos
entendiendo a medida que conocemos personas tan diferentes
en edad, sexo, educación o cualquier otra variable.

Aún desde muy pequeños la emotividad se ve con más claridad
en los niños y las niñas y en ese tiempo de la vida casi
no hay diferencia en la forma de expresarse.
Pero a medida que crecemos sea por mandatos, educación,
condicionamientos culturales o religiosos esas emociones
en su estado de pureza aprenden a camuflarse o a esconderse.
Pero siguen ahí, esperando a veces el permiso para 
expresarse, especialmente en los varones.
A ellos se los ha educado para no mostrar sus emociones
porque estas siempre están mas asociadas a lo femenino.


No llores como mujer lo que no has sabido 
ganar como hombre

Sentencia cruel y despojada de empatía, que ha 
quedado grabada a fuego en algunas mentes infantiles.

Pero que las mujeres lloramos más es un hecho conocido.
Nuestros humores están más ligados a la luna, a las hormonas
y a los ciclos de la vida. Tal vez por llorar es que vivimos más
tiempo que los varones, porque llorar es un enorme desahogo.


Un alivio de tensión que relaja y distiende los músculos
contraídos por la ira o el miedo.

Las lágrimas liberan al exterior parte de nuestro medio
interno y nos liberan de adrenocorticotropina ayudando
a que nos sintamos más distendidos y relajados.

Libera nuestras vías respiratorias superiores evitando
la acumulación de moco, por eso muchas veces las
bronquitis, los catarros y las neumonías están 
asociados a estados de tristeza que no se expresan.

Las lágrimas femeninas producen una baja en el nivel
de testosterona en el varón y en algunos casos
interrumpe una discusión acalorada. Es ancestral
el poder de las lágrimas femeninas que en mas de
un caso ha evitado agresiones.

También promueve la producción de encefalina que
es un analgésico natural, por eso llorar alivia a veces
dolores musculares, cefaleas y contracturas. 

Y lo mejor es que hay otras lágrimas que son también
de emociones más felices, lágrimas de amor, de
ternura de pasión o de empatía.


Como sea cuando sientas que la emoción te innunda
cualquiera sea la razón, dejar salir algunas lágrimas
distiende y hace bien, porque liberan al corazón
de tantas presiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario