jueves, 7 de julio de 2016

SUEÑOS y REENCUENTRO


¿Quién serás esta noche en el oscuro 
sueño, del otro lado de su muro?

JORGE LUIS BORGES, El Sueño


Con estas simples palabras se compone una rima del hermoso poema
El Sueño y en ella el autor se pregunta sobre esta identidad onírica
que a veces nos resulta disparatada en la vigilia.

En el sueño somos libres de transformarnos en viejos, niños,
seres alados, objetos y no hay límite de espacio o tiempo.
Hay que entender o mejor dicho saber descifrar estos mensajes
sin juicio de valor alguno, es que la mente inconsciente se
libera ¡por fin!  de toda "lógica" y se permite ese precioso
espacio de libertad sin el cual la mente colapsaría.

 



Las infinitas posibilidades del soñar y su interpretación ha 
desvelado a todos los pueblos en todos los estratos sociales.

De los sueños dependían elecciones importantes como iniciar
una guerra o decidir sobre la vida de alguien. También sobre
el destino a aceptar en la vida y la posibilidad de crear, amar
sembrar, conquistar, enfermar, morir o sanar.
Aliados y enemigos nos acompañan en este estado en el 
que la vigilia nos da el respiro, por eso no sirve decir

"Es absurdo lo que he soñado", porque ahí estamos 
cometiendo la torpeza de MATAR AL MENSAJERO
 
No soñamos por azar, tampoco cualquier cosa, soñamos
por alguna razón que el espíritu necesita entender,
soñamos porque esta es la única posibilidad de conectar
con eso que llamamos planos superiores y toda información
elemento, símbolo, palabra o mensaje deberá ser 
descifrado desde el respeto. 

Cada sueño es personal, único e irrepetible.

Mucho se habla hoy de sueños lúcidos o de desdoblamiento
astral, en esta línea de pensamiento nuestro cuerpo sutil
se desprende cada noche y viaja hacia otros mundos,
sólo queda unido al cuerpo físico por un delgado hilo 
de plata. Cuando ese hilo de plata se corta se produce
la muerte física, pero en la mayoría de los casos este
hilo nos vuelve a traer cada noche a la cama.


No temamos alejarnos, el miedo a volar puede coartarnos
conocimientos valiosos o reencuentros necesarios.

SUEÑOS DE REENCUENTRO

No sería correcto atribuirle a cada elemento onírico un 
significado standar, porque cada uno es personal. Para el
oriental soñar con la serpiente será mágico, para el hombre
de occidente será un mal presagio, entonces veamos el
sueño en contexto y ampliemos la comprensión.

Cuando alguien se ha ido de nuestras vidas, cuando ha
abandonado el cuerpo físico la distancia es dolorosa.
En esos casos yo sugiero impregnarse durante 3 días
previos de recuerdos, imágenes, fotos, olores y todo
aquello que nos recuerde a ese ser querido.

Encender una vela blanca y dejarla consumir en un lugar
seguro y próximo a la cama, sahumar previamente el
dormitorio con COPAL y esperar el sueño.

Ahí se producirá un reencuentro de Almas y una 
oportunidad de decir aquello que no pudimos decir,
o de compartir un momento feliz.

Hacerlo desde la serenidad y repetirlo si es que hace
falta, hasta que el sueño se produzca.


Se puede utilizar una simple técnica de ensoñación o
inducir con la práctica un sueño lúcido, pero en la
mayor parte de los casos solo bastará el deseo intenso
y la constancia y el reencuentro se producirá.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario