viernes, 11 de diciembre de 2015

ROMPERSE LA CRISMA !!!!


Es un dicho viejo pero repetido es como una advertencia,
ante una caída inminente 

¡ Cuidado !  ¡ te podés romper la Crisma !!!

.......pero de dónde viene ??

La respuesta nos lleva a un tiempo oscuro de la historia de
la humanidad, los años de la santa inquisición.


Entre los años 1184 el papa Lucio III estableció una bula
para combatir a los cátaros, este es uno de los antecedentes
del Santo Oficio que se extendió por varios siglos en toda 
Europa. Delaciones, viejos rencores entre vecinos,
terrenos linderos codiciados y uniones forzadas dieron
lugar a una serie de denuncias en donde un lunar,
un estado de amnesia o simplemente una sospecha era
suficiente para condenar a una persona a ser martirizada
y ejecutada en nombre de Dios.

 Pero hubo una "posibilidad" para algunos judíos

CONVERTIRSE

Judíos, moros, musulmanes o paganos debían ser
bautizados y aceptar los ritos de la religión católica.

No se sabe a ciencia cierta qué cantidad de gente tomó
los sacramentos, pero si es un hecho que muchas de 
estas familias al llegar a casa sacaban sus objetos de
culto, celebraban la pascua judía, preparaban sus
alimentos, etc.

Un crónica de esos tiempos hace alusión a la gran 
cantidad de judiós conversos que hubo en España.

Alguien señaló que durante los sábados muchas casas
no tenían humo en su chimenea, porque durante esos
días no podían tocar el fuego. También muchos niños
"conversos" eran circuncidados y educados en su fé.

 ¿¿¿  Y LA CRISMA ???

La crisma era el aceite consagrado que junto al bálsamo se ungía en
quienes iban a recibir el sacramento del bautismo o la confirmación.
Por costumbre y repetición se creyó que era la cabeza, pero no es así.

Cuando en familias de otro credo los niños eran forzados a tomar
el bautismo, los padres RASPABAN vigorosamente la
frente del niño o niña hasta quitarle la piel. Esto se hacía por
supuesto a puertas cerradas en las casas donde de noche
se sacaban los objetos de culto y practicaban su credo.


La piel tomaba días en reponerse, en esos días el pequeño
quedaba en casa para no despertar sospechas.





No hay comentarios:

Publicar un comentario