lunes, 31 de julio de 2017

PAPA

Más conocida por su alto valor alimenticio, la papa crece en forma 
subterránea desarrollando también tallos, hojas y flores, pero 
en general lo que consumimos es el tubérculo y poco o
nada sabemos de sus múltiples usos terapéuticos.


- Con un par de papas bien lavadas, crudas y ralladas
se hace una buena cataplasma que se aplicará sobre
la piel inflamada, también en casos de picaduras
de insectos o irritaciones.

- Unas rodajas de papa colocadas sobre las 
sienes alivian considerablemente cuadros
de jaquecas y migrañas.

- Combinando la acción antinflamatoria de la papa cruda 
y rallada junto a la propiedad emoliente del aceite de
oliva, se prepara una cataplasma fría que alivia
el dolor de las quemaduras en la piel.


- Para blanquear la piel se prepara una masa con
papas ralladas bien finas y un poco de leche,
se aplica diariamente.

- En casos de dolores de cólico se puede
preparar también una cataplasma pero ya
con papas calientes y aplicarla sobre el vientre.

- Con sus hojas se puede preparar un baño de
asiento que calma la inflamación de la
hemorroides.

- Con sus hojas también se pueden preparar
tisanas diuréticas y digestivas. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario