martes, 11 de julio de 2017

Mala racha

Siempre tiene que haber un culpable necesario, en la mayoría de
los relatos, cuando una persona está padeciendo lo que se
suele decir una "mala racha" inmediatamente surge la 
pregunta ¿ me hicieron algo ?

Y la respuesta a esa pregunta a veces tiene variados
matices, en parte porque la "mala leche" los malos deseos
la envidia, (sobre todo la camuflada) de alguna manera
impactan a la persona que ya viene vulnerable.


Y es que si uno viene con esa seguidillas de cosas que salen
mal enseguida vemos que estamos rodeados de gente
tóxica. A veces hasta buscamos aprobación de gente
que jamás nos va a aprobar o compartimos hechos
felices con gente que jamás lo celebrará.

¡ ojo con eso !

A veces atraemos energías destructivas cuando
compartimos hechos felices o desgraciados con
quienes se retorcerán con unos y se regocijarán
con los otros.


Cuando deseamos algo, emanamos algo.
tanto si es de buena naturaleza como si
es de mala intención.

Por eso y por otras razones la "mala racha"
es relativa y depende en parte (solo en parte)
de que hagamos mejor uso de la palabra.

Un viejo refrán decía "no contar dinero delante
de los pobres " se entiende ?

Resguardarse de estas energías requiere
primero saber identificarlas, despues cada
quien de acuerdo a su creencia, conocimiento
o intuición recurrirá a la oración, el ritual,
el amuleto o lo que sea necesario para
deshacerse de esto como si se tratara de
un virus o una bacteria.


¿ Se puede vencer a la mala racha ?

Claro que se puede, pero no hay fórmulas universales,
hay malas rachas y malas rachas, no es lo mismo
perder una billetera que enfrentar un despido o
un accidente, la intensidad de las "rachas" varía.

Pero en casi todos los casos cada uno tiene su teoría.
Lo asocia con algo, con alguien, con alguna fecha
cuando toma conciencia.

O a veces está tan profundamente velada que
hay que indagar en viejas historias familiares
que se repiten de una generación a otra.

Identificarla es el primer paso necesario
para poder vencerla, sin duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario