jueves, 29 de enero de 2015

EL MUNDO DE LOS SUEÑOS

Vivimos casi un tercio de nuestras Vidas soñando y en este espacio de 
tiempo un 20 % estamos inmersos en los sueños mas profundos y es que
 todos absolutamente todos los seres humanos soñamos, aunque en muchas 
oportunidades no podemos o no queremos recordar.

La construcción y las particularidades de cada sueño son escenciales para 
reordenar la experiencia de la vigilia, es decir lo que nos pasa estando 
despiertos, es que a través del soñar podemos asimilar situaciones de nuestra
 vida y comprenderlas mejor, casi como en un juego, los sueños nos permiten 
también el acceso a aspectos recónditos de nuestra mente, nuestros temores
 y deseos mas profundos.

De manera tal que soñar es para muchos una “alucinación saludable” 

En el sueño somos libres, no hay crítica ni censura, no hay leyes de espacio y 
tiempo ni lógica, ni ideología o religión que valga, el sueño es ese espacio de
 libertad que la mente necesita para equilibrarse y al igual que el cuerpo físico 
reclama su descanso y reparación, nuestra mente también necesita soñar.

Es en ese lugar en donde el INCONSCIENTE despliega sus alas.


.
Los griegos conocían la dualidad de los sueños los buenos y los malos elaboraban  complejos
rituales previos al sueño con el fin de purificarse. Se abstenían del sexo y la carne 
 bebían solamente agua, durante 2 días. Este ritual de preparación incluía un sacrificio 
animal como ofrenda al Dios que invocaban, sólo así ingresaban al Santuario
durmiendo cubiertos o sobre la piel del animal sacrificado.
Una leyenda griega narra la historia de HYPNOS que trajo el sueño
 a los mortales tocándolos con su varita mágica o abanicándolos con 
sus alas. MORFEO, su hijo envió el sueños a los mortales

     También enviaba advertencias y profecías a los que dormían en los Santuarios 
 así en el mundo antiguo los SUEÑOS eran un material sagrado lleno de 
profecías,advertencias, bendiciones o condenas y develar su significado era de vital
 importancia,  para ellos el sueño era el portador de un mensaje 

Se decía poéticamente del soñante que “había caído en los brazos de MORFEO”


Más tarde Aristóteles le confiere a los sueños otras posibilidades, él decía que un sueño 
nos puede advertir sobre enfermedades presentes o futuras , tienen un potencial 
profético también que el mundo onírico es tan poderoso que muchos 
sueños pueden plasmarse y hacerse reales.  
Los romanos toman de los griegos este conocimiento pero lo llevan a otro plano,
 de hecho que el Emperador César proclama una Ley por la cual todo aquel que soñara
con cuestiones de estado debía hacer público su sueño. 
Despiertos o dormidos, lúcidos o desvelados soñar es importante.
Escuchamos con frecuencia que "creamos nuestra propia realidad", lo cual es 
relativo pero si que es cierto que ninguna realidad externa es posible si no 
la construimos primero en nuestra mente o en nuesto Deseo.

Y finalizando vale recordar a Pedro Calderón de la Barca en uno de los soliloquios
mas bellos sobre un príncipe llamado Segismundo
".........Sueña el rico en su riqueza, que más cuidados le ofrece, sueña 
el pobre que padece su miseria y su pobreza, sueña el que a medrar 
empieza, sueña el que se afana y pretende Sueña el que agravia 
y ofende, y en el mundo en conclusión 
TODOS SUEÑAN LO QUE SON, AUNQUE NINGUNO LO ENTIENDE

¿QUE ES LA VIDA? UN FRENESI
¿QUE ES LA VIDA? UNA ILUSION
UNA SOMBRA UNA FICCION
Y EL MAYOR BIEN ES PEQUEÑO
QUE TODA LA VIDA ES SUEÑO
Y LOS SUEÑOS SUEÑOS SON.







No hay comentarios:

Publicar un comentario