martes, 2 de mayo de 2017

ORZUELO, la sangre en el ojo

Claramente para toda patología, síntoma, infección, inflamación o dolor
 hay una explicación que concierne al ámbito de la medicina. 
De manera que, si te sale un orzuelo lo mejor es que consultes
al médico sin vacilar. El sabrá informarte sobre esta inflamación
y te indicará o no un tratamiento acorde, te hará alguna
observación sobre el contagio o sobre lo que uses 
habitualmente en tus ojos, etc.

Eso por un lado, pero sin descuidar el otro aspecto
el emocional.


A simple vista la persona parece haber recibido un golpe.
Los párpados están hinchados, la piel enrojecida, el
campo visual se reduce haciendo a veces que el ojo
prácticamente se cierre.

La sensación es irritante, molesta, limitante.

¿ Porqué se produce un orzuelo ?


Tal vez sienta que tengo la sangre en el ojo
que hay ira, rencor, he visto algo que me resisto
a ver, algo que juzgo sucio o injusto.

Si afecta al lado derecho estará relacionado con una
situación que involucra a un hombre, padre, marido,
hijo, novio, amigo, etc.

Si afecta al lado izquierdo posiblemente tenga una
historia con mi madre, hermana, cuñada, tía,
hija, amiga, etc.

La cosa es que los tejidos se inflaman a tal punto
que necesitan retener algo de líquido para reducir
el intenso calor que se produce,  puede
convertirse o no en pus, depende de otras variables.

Teniendo siempre en cuenta el aspecto clínico de la
cuestión, no descuides el emocional.
Si el síntoma persiste o es recurrente hazte la
pregunta.......


¿ Qué cosa te resistes a ver ?
¿ Qué ves que te moleste tanto ?
¿ Qué situación es juzgada por tus ojos con ira ?


Hora de evaluar si la situación amerita el sufrimiento pasivo
o si reclama liberarse de las emociones que provoca.
Hora de saber si estamos mirando objetivamente algo
o si nos negamos a ver algo que nos resulta hiriente
y doloroso. Hora de replantearse qué me dice este
síntoma sobre mi forma de mirar, juzgar o soportar
situaciones que afectan a mi vida o a la de las
personas que más quiero. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario