martes, 2 de mayo de 2017

Amigos son los huevos

Esta puede llegar a ser una afirmación fundamentada en la experiencia 
de vida, una hipótesis o algo para cuestionarse algo tan sagrado 
y valioso como debería ser la amistad sincera. 

¿ Es posible que haya un estadio de la vida en el que la amistad
o la pertenencia a un clan asegura la supervivencia ?
Puede ser que haya en cada uno de nosotros una infancia
emocional, inocente y dependiente de la amistad, esa que
puede estar encarnada en un primo un hermano mayor o
una amiga del colegio. Es algo constitutivo, se comparten
las primicias, se esbozan las teorías que van a darte vueltas
en la cabeza por el resto de la vida.


El camino que se transita es el de la vida durante la niñez
con mil incertidumbres, miedos y tabúes. Entonces el apoyo
de un amigo es vital y si no lo hay la mente la crea o para
otros el universo te provee de un "amigo imaginario".
Si crees en el mundo de las hadas y los duendes que
pueden entablar vínculos con los humanos en una primera 
fase de la vida sabemos de qué estamos hablando.

Duendes, hadas o espíritus estos amigos imaginarios
son reales por lo menos hasta los 7 u 8 años, edad
en la que otro ciclo vital comienza. Ya no somos tan
puros y empezamos a rivalizar por todo, por el amor
de los padres, por la pertenencia a un grupo, por
ser los mas fuertes o las mas lindas o lo que sea
es como un adelanto de lo que será la adolescencia.


Y con ella llegarán los primeros amores, la sexualidad,
las hormonas rebosantes y otra vez la rivalidad.
Pero también las primicias y las confidencias, ahi
la amistad pasa por un aro de fuego si sobrevive
al novio o novia del que fue tu amigo o amiga.

Son relatos que se repiten una y otra vez......


Y así la vida sigue su curso, hay quienes descartan de plano
la amistad entre el hombre y la mujer a no ser que uno de
ellos sea gay, hay quienes ven en esta situación una línea
delgadísima que puede ser el fin de la amistad y el 
principio de "algo más que una amistad".

No llevo una estadística, pero son incontable los relatos
en los que él o ella se fue con la mejor amiga/o o al 
menos hubo una historia.

A tal punto estas historias son recurrentes que hay
quienes piensan que existen los amigos para los
tiempos de derrota, porque de alguna manera ayudan
al otro a no sentirse tan miserable con su vida.

La gran prueba es si un día te encontrás aquello
que tu amiga o amigo siempre deseó, un buen chongo
o minita, un buen laburo, una linda casa y si medianamente
sos feliz. Ahi tanto como en la desgracia la amistad 
se definirá como tal o tomará una forma a veces horrorosa
de recriminaciones, reproches y emociones escondidas.

¿ No te ha pasado ? que aquella amiga que una vez fue
tan solidaria en tu caída hoy se aleja, o te rechaza
simplemente porque tu vida ha tomado un curso mejor 
y los Dioses te favorecen ? 


Por eso muchos sostienen que amigos son los huevos

Y que el mejor amigo que puedas tener (y el más difícil de
conquistar) es tu propio reflejo proyectado en el Wilson de
Náufrago, en tus santos o tus dioses, en tus mascotas,
en tus amigos imaginarios o en una a veces dolorosa
certeza de que la amistad es absolutamente relativa.
Y que se pone a prueba tanto en el éxito como en el fracaso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario