miércoles, 4 de noviembre de 2015

La MANZANA de la DISCORDIA

 

NADA emula tanto en forma, color y tamaño al corazón humano
como la manzana roja, tal vez por ese "simple detalle" esta delicada
fruta ha sido protagonista involuntaria de mitos y leyendas.
La manzana fue indistintamente la representación simbólica de
deseos prohibidos, de venganzas veladas o de discordia.


 Así empieza uno de los mitos griegos cuando Peleo el hombre más justo
  y Tetis, una Diosa del Mar deciden invitar a su boda a Dioses y Mortales
  pero excluyen a Eris la diosa de la discordia, justamente para que nada ni
nadie arruine la celebración. Nadie faltó a la cita, en medio de exquisitos
manjares y dulces bebidas, Apolo embellece los sonidos con los acordes de
su Lira. Pero en un momento una manzana rodó sobre la mesa, era
dorada y brillante, todos pensaron que era un regalo para los novios
se hizo una pausa que dió lugar a una revelación, alguien no se sabe quién
señalando la manzana dice a viva voz

- MIREN !!! tiene algo escrito. Dice "Para la más hermosa"

Un inquietante silencio hace sospechar de dónde provino el regalo.
De Eris, que de alguna manera se haría presente en la fiesta.
El escrito encendió la vanidad de 3 de las diosas presentes, Hera,
Atenea y Afrodita, quienes se disputan la posesión de la manzana
primero con palabras, despues con gritos, hasta que el mismo
Zeus le pone fin a la discusión.


Las diosas le piden que interceda, pero el astuto Zeus no tiene intención alguna
de desairar a dos diosas, por lo tanto le encomienda la difícil tarea al
príncipe más apuesto de todos, PARIS el hijo del Rey de Troya. Es
bien sabido que ningún mortal puede rechazar un "pedido" de los dioses
y es también sabido que su decisión acarreará sobre él y su familia
impensables consecuencias, pero así lo decidió Zeus.


El atribulado PARIS, con la manzana dorada en su mano miraba a las
tres diosas impacientes por ser elegidas. Cada una expuso sus razones,
pero el príncipe solo atinó a decirles

- No sé, soy un simple mortal, ¿ Cómo decidir ? si en toda mi vida no he
visto bellezas como las de ustedes.

Alentadas por el halago de Paris, todas las diosas trataron de ganarse
su favor.

Hera, le prometió un poder sin límites si la elegida
era ella. - Muchos Reinos estarán a tus pies - le aseguró



Atenea le prometió - Tendrás mucha sabiduría, casi 
tanta como la mía, si me eliges y triunfarás
en todas las batallas.

Por último Afrodita le prometió
- Podrás tener a la mujer más bella del 
mundo, mientras dure tu vida- 

Para alimentar el deseo de Paris, le muestra un ESPEJO MAGICO
en el que el príncipe puede contemplar extasiado a la mujer más
hermosa del mundo, HELENA reina de Esparta.
Es un hecho conocido que el más engañoso de los sentidos
LA VISTA, ejerce un poderoso efecto en los hombres. Fascinado
hechizado por la ilusión de desposar a esa mujer desconocida
PARIS entrega la manzana dorada a AFRODITA.



Otra historia se tejerá fruto de la rivalidad que desde ese instante
surge entre Hera y Atenea. Su sed de venganza desatará una 
cruel guerra que arrasará con Troya. Sin noción del futuro desastre
y sin saber porqué, París todavía fascinado por la belleza de Helena
emprende un viaje hacia un reino....llamado ESPARTA. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario