miércoles, 3 de agosto de 2016

VIEJAS FOTOS

 Una película genial toma el aspecto de las fotos en su verdadera
escencia, la de ser un testimonio visual de una historia.
Cualquier historia, ellas ( si la sabemos observar) nos pueden
develar secretos, emociones, afectos o inquinas, en este
caso apuntan hacia la resolución de un crimen.

El secreto de tus ojos, protagonizada por Ricardo Darín,
Soledad Villamil, Guillermo Francella y genialmente adornada
por la actuación de Pablo Drago trata sobre estas sutilezas.

Voy a tocar el tema sin spoilear la peli por si alguien todavía
no la vió. Lo medular es la resolución de un crimen, un
crimen violento e inexplicable que toma por sorpresa a una
víctima sin enemigos ni razones visibles.

Esto despierta en dos abogados jóvenes una intensa 
curiosidad, porque claro está hay algo personal en juego.
Dos vidas truncas, una tragedia y muchas preguntas.
El sistema judicial trata de ocultarlo, las pistas son 
erráticas, la investigación es boicoteada pero la clave
está en dos cosas muy humanas.

LAS PASIONES y LAS FOTOS.
Uno, cualquiera de nosotros puede renunciar a todo, menos
a su pasión. Uno, cualquiera de nosotros puede enmascarar
cualquier amor u odio, pero los ojos hablan en las fotos,
sobre todo en las viejas fotos.
Esta película es una obra maestra en muchos sentidos
y me ayudó a develar algunas tramas.
Cuando observás viejas fotos puede ser que te sorprenda
saber algunas cosas. Sobre todo las fotos que nos toman
por sorpresa, en ellas no hay posibilidad de mentir.
Ellas esconden una trama, emociones, situaciones que
no siempre son visibles o claras. 
Pondrán en primer plano a aquellos que intentan ocultarse
(por la razón que sea), nos recordarán a cómo hemos mirado
la vida en algún tiempo y cómo la miramos ahora.
Nos mostrarán cómo han mirado otros la misma situación
y quienes estuvieron siempre ganando los primeros planos.

 Haciendo un recorrido visual por las fotos veremos inocencia,
alegría, ocultamientos o desprecio, sinceridad o falsedad.
 Las combinaciones son infinitas y variarán de acuerdo 
al motivo de las fotos.
No estoy hablando de fotos bobas disparadas miles
de veces y subidas a la web, hablo de otras fotos.

Si lo que se registra por ejemplo es un bautismo, un
casamiento o una despedida, los resultados de esta
visión pueden llegar a ser abrumadores.

¿ Te animarías a bucear en profundidad en la
visión de viejas fotos ?

No hay comentarios:

Publicar un comentario