martes, 9 de agosto de 2016

AETITA

A este mineral también se lo conoce como Piedra del Aguila, aunque 
su uso actualmente no es muy difundido, contiene como todos los 
minerales virtudes muy preciadas por los pueblos antiguos.

Se dice que la aetita ejercía una gran influencia sobre los
partos y alumbramientos, las comadronas valoraban las
cualidades de este mineral y se auxiliaban de este
recurso para asistir en partos especialmente difíciles.

También ayudaba a las madres primerizas o a las nodrizas
producir grandes cantidades de leche de la mejor calidad.
A ese fin se preparaban vinos y caldos con la piedra
triturada en morteros.   


Otra de sus cualidades mágicas era la de mantener
distantes a víboras e insectos venenosos, ya que
emanaba de ella una poderosa energía electromagnética,
utilizada también al pie de árboles frutales para
facilitar una generosa recolección, sin riesgos.

Según antiguas leyendas persas las águilas recorrían
enormes distancias para trasladar en su pico una
pequeña piedra de aetita o piedra del águila
hasta su nido, ya que ella aceleraba la eclosión
de los huevos y mantenía protegidas a las
pequeñas águilas del acecho de serpientes u
otros animales predadores. 


Otra virtud difundida por los griegos fue el de identificar
a mentirosos o ladrones. Se creía que una pequeña
cantidad de aetita triturada y amasada con el pan
hacía posible distinguir entre honestos y ladrones.

Los primeros podían comer el pan sin dificultad,
mientras que los ladrones rechazaban el bocado. 

A la aetita se le atribuye también las mismas 
cualidades que al águila, coraje frente a la adversidad,
valor, independencia y elevación espiritual, quien
porte este mineral potenciará estas virtudes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario