jueves, 19 de mayo de 2016

HIJOS SALVADORES I

Hoy nos resulta algo bastante natural hablar de transgeneracional, 
memorias celulares biológicas o de Proyecto Sentido, ya que esta 
información está disponible para quienes quieran hacer buen uso de ella. 

Personalmente agradezco el extraordinario aporte que hiciera en su
momento Anne Ancelin Schützenberger, Marc Fréchet,
Alejandro Jodorowsky, Marianne Costa, Christian Fleche, 
el Dr. Hammer, Enric Corbera y otros tantos y tantas menos
conocidas que han iluminado con sus conocimientos zonas
muy oscuras de la programación emocional con la que 
vinimos a experimentar la vida.

Porque según muchos creemos no vinimos como tábulas rasas,
por el contrario, nuestra pizarra ya tiene tantísimos caracteres
que pueden devenir de hasta 5 generaciones anteriores.


En breves y sencillas palabras somos frutos de algún árbol.
Un árbol cargado de secretos y de tesoros o de condenas.
Está en nosotros la capacidad de descifrar ese sentido,
no sólo por honrar las memorias de nuestros ancestros,
también por nosotros y por nuestra descendencia.

No es un camino fácil, tampoco es simple, pero saber
para qué y cómo fuimos concebidos nos permitirá ELEGIR.

Y elegir siempre resulta liberador.


HIJOS SALVADORES

Brevemente el destino de los hijos siempre
tiene que ver con el PROYECTO SENTIDO

Cuándo y cómo fuimos concebidos, si fuimos deseados o no.
¿ Mamá se sintió cuidada por papá, cómo estaban sus emociones?
 ¿ Somos hijos del deseo, somos hijos solución o de reemplazo? 
¿ Qué planearon nuestros padres ?
¿ Nuestro nombre se repite o es nuevo en el clan ?
Esta y tantísimas variables como la fecha de concepción
y nacimiento nos dará una idea sobre nuestro
PROYECTO SENTIDO, este abarcará a un período anterior
a la concepción pudiendo llegar hasta los 3 o 7 años de vida.
Es decir vinimos para algo, hubo inconscientemente o no
una razón para concebirnos. A partir de ahí comenzará
a leerse un guión de esta novela familiar en la que
en algún momento seremos protagonistas. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario