jueves, 26 de mayo de 2016

ESPEJITO, ESPEJITO

"... El espejo inquietaba el fondo de un corredor en una quinta
de la calle Gaona en Ramos Mejía.... Descubrimos (en la alta noche ese descubrimiento es inevitable) que los espejos tienen algo monstruoso.
 Entonces Bioy Casares recordó que uno de los heresiarcas de Uqbar 
había declarado que los espejos y la cópula son abominables,
 porque multiplican el número de los hombres....." 
así lo dejaría genialmente plasmado en
 Tlön, Uqbar, Orbis Tertius, 
Ficciones (1944) el escritor argentino
Jorge Luis Borges ¿ y cuánto de cierto habrá en la ficción ?


Podemos simplemente "especular" sobre esa imagen que nos 
devuelve el espejo y preguntarnos ¿quedará impregnada ?
entonces antes de mirarnos o despues ¿ qué pasa con la imagen ?

Y si se tratara de un espacio concurrido donde muchas más
personas acuden a verse ¿ con qué emociones lo harán ?
¿ o pueden haber también otras intenciones ? 

Hay espejos y espejos.

No es lo mismo el reflejo del espejo "personal" (así deberían
ser todos los espejos ) que el reflejo del espejo de un boliche,
de un camarín, de un baño de un hospital o 
de una casa que está en tristeza.

Tal vez sin saberlo estamos mirándonos en un espejo de
alguien que sufre mucho dolor. Son habituales esas
escenas de mirarse al espejo y celebrar ciertos pactos, que
a veces se cumplen pero de ser así, rara vez se celebran.
En general el espejo capta momentos de incertidumbre,
de vigilias, dudas o de una intimidad incómoda.


Es muy habitual que los adolescentes necesiten una y otra
vez buscar alguna certeza frente a los espejos, los cambios
corporales son rápidos y confunden. Pero el espejo rara vez
apacigua esa confusión y la imagen queda impregnada.

Muchos relatos de desventuras amorosas o de maltratos
quedan plasmados en una vista frente al espejo.

Cuidado con los espejos.

Ellos callarán algunas historias, entonces hay que usarlos con
cautela. ¿ Habrá algo de monstruoso en los espejos como decía
Borges ? tal vez y mucho más cuando hay intenciones de
impregnar una imagen de tristeza o de frustración en el
próximo que se vea en él.

A veces sucede, de más está decir que también para
el o la malintencionada todo se multiplica y vuelve.

En ese caso también puede utilizarse como protección
alguna magia de ESPEJOS. 


Pero mientras no sepamos muy bien de qué se trata
ritualizar el uso de los espejos, mejor será usar el personal.

En caso de tristeza o de ira es aconsejable quitar espejos
de dormitorios o taparlos antes de dormir, lo mismo con
superficies espejadas como monitores o ventanas.

Según estén ubicados en la casa mejor es que reflejen objetos
buenos que queremos reproducir y espacios ordenados 
y en lo posible que no se enfrenten.




No hay comentarios:

Publicar un comentario