miércoles, 31 de diciembre de 2014

AÑO NUEVO

Otro año finaliza y nos sorprende saber qué rápido se aleja de nuestras vidas.
Ya estamos a horas de vivir el 2015 y no dejamos de sorprendernos, para muchos se
 inscribe un Deseo de un nuevo comienzo, para otros se abren preguntas hacia todo 
aquello que quedó pendiente, todo aquello que quedó inconcluso o no funcionó
 y surge un cierto  malestar.





Y es bueno que esto suceda, pero sin caer en ser jueces implacables de nosotros mismos. Porque obviamente en este registro del año, también deben anotarse logros,
 éxitos, habilidades, metas cumplidas, conocimientos, afectos, etc. etc..

Es hora de replanteos, hora de recitar 

“Dios, concédeme la serenidad para aceptar las
 cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que puedo cambiar y la sabiduría para conocer la diferencia; viviendo un día a la vez, disfrutando un momento a la vez; aceptando las adversidades.......y tratando de crecer.........

El tiempo nos va dejando una marca indeleble en el cuerpo y en el Alma, pero está en nosotros rendirnos a su paso o  valorar ese tiempo en el intento de  volvernos un poco
 mas sabios.

Tal vez es hora de vaciar roperos, regalar aquello que nos liga a recuerdos tristes, renovar la casa, armar proyectos, crear espacios nuevos,  y  dar lugar a gente nueva, experiencias nuevas, caminos que se inician.

Es el regalo de la Vida, renovándose otra vez.

En el Reino Vegetal vemos caer cada año las hojas en cada otoño y aunque el invierno nos parezca sombrío, la Naturaleza tiene sus razones para dejar caer esas hojas y arraigar bien firmes las raíces y alimentar los bulbos, la vida sigue su curso pero a otro ritmo

Cuando ese ciclo termine otra Primavera reverdecerá el paisaje, abrirán nuevas flores, el canto de los pájaros acompañará la celebración y la vida seguirá su curso, renovada y fortalecida.






No hay comentarios:

Publicar un comentario