martes, 19 de mayo de 2015

CANCION TRISTE + DOMINGO = COMBO MORTAL II

En la Hungría de 1933 el escenario social se tornaba cada vez más 
opresivo, intolerante y antisemita. Rezcö Seress aprendió a tocar solo 
el piano, era un virtuoso que tocaba el piano en un restaurante.
El componía sus canciones de un tono melancólico pero una en 
especial, fue inspirada por un hecho personal y la compuso en
una tarde lluviosa de domingo en Paris.

LA CANCION HUNGARA DEL SUICIDIO
 La canción llamada "Gloomy Sunday" o domingo sombrío
fue en extremo deprimente y se prohibió su difusión en Hungría.
Varios cuerpos se encontrados en el Danubio con textos de la canción.
Serres era melancólico y pesimista pero estaba en un contexto
previo al nazismo y termina viviendo en un gueto en Budapest.
Tampoco pudo salir del país para disfrutar de las regalías de la
canción que fue un éxito en EE UU, porque afirmaba que con su
suerte, seguramente su avión se estrellaría.


 BILLIE HOLIDAY  Una extraordinaria cantante de Blues populariza
la canción Gloomy Sunday en 1941, esta canción también toma
la propia tristeza de Billy y termina siendo un combo fatídico.

Muchas personas al escucharlas en sus momentos libres, sobre
todo domingo al parecer se suicidan, no hay muchos registros
pero al menos veinte casos quedaron registrados.
Por eso también se prohibe su difusión.

Mientras Billie Holiday sigue a la par de su carrera el consumo
de heroína y alcohol, termina muriendo con apenas 44 años
pobre y de cirrosis hepática.

Seress confinado a un campo de concentración fue brutalmente
golpeado, pero sobrevivió, los comunistas lo consideraron un
contrarrevolucionario porque sus canciones eran furor en 
EE UU. R. Seress pasó su vida tocando por un plato de comida
y trabajó en un circo con un organillo.

A los 69 años en 1968 intentó suicidarse saltando por la ventana
en un día DOMINGO, pero sobrevivió y ya en el hospital 
se ahorcó con un alambre.

 Mi corazón y yo hemos decidido poner fin a todo." 
Fue culpado por un fuerte aumento
 de los suicidios, y las autoridades húngaras
 finalmente prohibieron el tema.


CONCLUSIONES 

Hay que especular con este tema, se podría decir que una canción  
de por si no induce a suicidio, tengo mis dudas. Hay frecuencias 
inaudibles, vibraciones y mensajes subliminales que pueden
inducir estados de depresión, ira o confusión. Hay mucha 
literatura al respecto con juegos de video por ejemplo que
se tornan adictivos y ocasionan, depresiones, suicidios, o
epilepsia fotosensible, futuros A.C.V.

 La música impacta varias áreas del cerebro


Condiciona nuestros estados de ánimo, equilibra o desequilibra
a cada célula y tejido del cuerpo, actúa sobre el sistema LIMBICO
 que es el CEREBRO EMOCIONAL, por eso la música nos
conmueve, nos enoja, nos pone felices o mas tristes.

En estados de tristeza, un día domingo, en un contexto de 
desempleo y crisis lo peor que se puede hacer es escuchar
música triste, que además fue creada en un profundo estado
de duelo. Puede ser un combo mortal. Hay que tener cuidado.




No hay comentarios:

Publicar un comentario